Personal maps - Conociendo al equipo



¿Crees que conocer con cierta profundidad a las personas con las que colaboras en tu organización sirve para algo? ¿O eres de las personas que solo van a trabajar y no a hacer amigues?


Al final trabajar en una organización debería ser sinónimo de trabajar en equipo y por lo tanto del beneficio que esto supone: mejora del ambiente laboral, incremento de la innovación, mayor participación, motivación y otras muchas ventajas que se derivan de esta práctica de cohesión.


Por lo tanto, a estas alturas creo que queda bastante claro que es una práctica positiva y que por lo tanto para poder trabajar de esa forma; las personas deberíamos conocernos más para poder estar más sincronizadas, alineadas y apoyarnos en todo tipo de situaciones en el día a día.


El “personal maps”, se convierte en una muy buena herramienta para que el equipo sea más empático con/entre las personas que lo integran, y de esa forma, que se conozca, se entienda y pueda fluir mejor la comunicación y la creatividad.


Imagínate en tu organización, en la que las personas se tratan directamente y se conocen desde hace años. A priori, entendemos que todas las personas nos conocemos desde hace tiempo y por lo tanto tú crees que conoces con profundidad a cada persona que te rodea; sabes de la vida de todos porque en las distintas conversaciones que tenemos en el día a día, salen detalles que hacen que vayamos conociendo más y más a esas personas.


Pero, ¿es profundo ese conocimiento sobre los demás o simplemente sabemos detalles aislados o superficiales con los que construimos un perfil de una persona?


Realmente, un conocimiento profundo y “real” lo tendremos solo de unas cuantas personas con las que tenemos un contacto muy “estrecho”; del resto sabremos únicamente detalles aislados que nos harán pensar que conocemos a esa persona.


En este momento es donde encuentra importancia el “personal maps”. A través de está práctica, el equipo reflejará de forma progresiva o total (dependiendo del grado de apertura que queramos darle) información sobre detalles importantes y relevantes de nuestra vida y de nuestra persona.


La lista de información a compartir será abierta, y dependerá del compromiso de apertura que acordemos con el resto de integrante de nuestro equipo. Recuerda que como siempre en “agile” es importante que la decisión sea conjunta y que todas las personas del equipo se sientan participes y a gusto con las decisiones y compromisos.


Algunos de los campos pueden ser: familia, amigos, estudios, intereses o hobbies, miedos o preocupaciones, valores, metas, entre otros muchos.


Como todas las prácticas de Management 3.0, es sencilla, práctica y eficaz. Simplemente tienes que crear un árbol poniendo el nombre de la persona en el medio. Desde el nombre partirán “ramificaciones” de donde saldrán cada uno de los campos a desarrollar (familia, amigos, estudios, etc)


. Por último de esos campos saldrán más ramificaciones, dándonos la información de la persona.


Cuando se empiezan a rellenar los “personal maps” nos empezaremos a dar cuenta de que sí conoces a algunas de las personas que te rodean, pero también te darás cuenta que muchos de los detalles importantes de su vida o de su persona no los habías percibido hasta ahora. Esto va a redundar en una mayor complicidad, mayor alineación e incluso tener una mayor comprensión en situaciones adversas.


Tras conocer todos esos detalles, nos daremos cuenta que si antes podíamos trabajar con esa persona bien, ahora que cuando la conoces con más profundidad, se crea un vínculo y una alineación que puede vencer o minimizar muchas de las adversidades que podemos encontrarnos en el día a día.


En mi caso personal y en el de los talleres de cohesión de equipos que he realizado, el trabajo con los “personal maps”, ha sido muy positivo; creando una mayor cohesión del equipo, coordinación y empatía en situaciones personales complicadas.


Solo apuntar por último que cada persona puede necesitar un tiempo distinto para poder ir rellenando los distintos campos; algunas personas son más introvertidas que otras, al igual que hay información personal e íntima que nos puede costar más de compartir con los demás. Tenemos que animar de forma natural a ir rellenando pero sin llegar a obligar ni apremiar.


Este tipo de prácticas son muy útiles tanto para la gestión de equipos como para realizar consultoría/facilit


aciones de equipos.


Algunas de las ventajas que puedes conseguir con esta práctica son:



- Mejora del conocimiento sobre el resto de compañeros.

- Aumento exponencial de la empatía en el día a día.

- Mayor interés por los problemas del resto de personas.

- Incremento de las conversaciones entre las personas aumentando su confianza y

complicidad.

- Mayor cohesión en los equipos.


Si te interesa profundizar más, pregunta por nuestro próximo curso de Management 3.0 donde veremos las mejores prácticas para poder gestionar tu equipo y mejor el Agile Mindset” de tu equipo u organización.




JoseMi Albornoz - Official facilitator Management 3.0

27 vistas0 comentarios